Hablando un poco sobre Yoga…reflexiones como estudiante, practicante y maestra


“Lo esencial es invisible a los ojos”, El Principito

La proficiencia de una persona en las posturas (asanas) del Hatha Yoga no determina en lo absoluto si es un gran yogi o yogini. El Yoga no es una disciplina de carácter externo, el Yoga es una disciplina para trabajar conscientemente con los procesos internos de la consciencia individual. La meta del Yoga, si podríamos decir que el Yoga tiene una “meta”, es que el ser humano pueda descubrir su identidad espiritual, que las personas, conscientemente, realicen que su esencia es ESPIRITUAL. El Yoga es uno de tantos medios para que el ser humano pueda reencontrarse y reconocer en sí mismo esa esencia.

Si una persona nunca llega a pararse de cabeza o hacer balance en sus brazos esto no es un obstáculo alguno para que sea un gran ser espiritual o que conozca las enseñanzas a cabalidad (no intelectualmente). Porque el fin del Yoga no es que el estudiante tenga un cuerpo flexible y que logre posturas que impresionen. En mi experiencia personal, que me gusta compartirla con los demás, nunca tuve un interés demasiado grande en las posturas. Comencé a practicar Yoga porque quería aprender a meditar y punto. Recuerdo como hoy en la adolescencia que en las noches en mi cama lloraba porque no podía ver a Dios. Y esto me causaba un gran estrés espiritual, pues pensaba que no era suficientemente buena o pura para que Dios se manifestara en mi vida. Anhelaba tener una experiencia íntima con esa fuerza superior. Mi búsqueda fue y ha sido el descubrir QUIEN SOY. Y que esa pregunta pueda contestarla de manera concreta, con respuestas reales y experiencias conscientes. Comencé por la meditación, la práctica física llegó después, descubrí sus beneficios y comprendí que es un complemento importante, pero no imprescindible.

Mucho grandes Maestros y Maestras del Yoga y seres que han transformado la humanidad con su ejemplo, su servicio y su Amor por el prójimo no necesariamente practicaban asanas y muchos no han sido practicantes del Yoga. Las personas necesitan diferentes experiencias en diversos momentos de sus vidas. Y ha habido otros, como el gran Maestro Shri Ramakrishna, que practicó diversos senderos y religiones, desde posturas hasta el cristianismo, siendo un Yogi en esencia. El quiso demostrar que cada ser humano es UNICO, con necesidades espirituales particulares y por eso es necesario que existan diferentes caminos que satisfagan al individuo desde el punto donde se encuentra.

Dentro del Yoga hay prácticas y disciplinas que van mucho más allá de las posturas, porque no todas las personas necesitan pasar por esa etapa. Muchas veces cuando llega un estudiante y le conozco, intuitivamente reconozco que necesita otro tipo de experiencia para su crecimiento. Pero para eso es necesario desarrollar confianza y una relación mutua de respeto y valoración para poder brindarle una orientación que sea de su beneficio. Hay personas de carácter contemplativo, otras de servicio, otras son de carácter devocional, otras de la acción física y otros del silencio y la meditación. En fin, el Yoga es muy amplio y en occidente las personas conocen de la práctica de las posturas porque muy pocos enseñan otros aspectos.

En los casi 25 años que he sido estudiante del Yoga he pasado por muchas etapas de aprendizaje. Y cada una ha sido extremadamente necesaria para ir hacia el encuentro conmigo misma. Y mi práctica personal ha ido evolucionando en la medida que se ha ido dando un proceso de crecimiento interno. Por eso, reitero una y otra vez que si una persona no logra hacer grandes posturas no implica que no llegue a ser un GRAN YOGI o una GRAN YOGINI…y que hacer posturas no hace a un Yogi...

Featured Posts
Recent Posts
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Instagram App Icon

© 2020  by Yoga Vidya Vedanta Society PR. Proudly created with Wix.com